1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 2.00 (3 Votes)

Ratio: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

 

Muchos critican a las AFP y no se fijan en las compañías de seguros, la tabla de mortalidad aplicada en el sistema está mal calculada porque hoy la gente se muere antes, de ser así el lucro de las aseguradoras sería altísimo. La solución es revisar que las tablas de mortalidad estén bien calculadas.

 

No más AFP

 

Tablas de mortalidad para el cálculo de pensiones y provisiones técnicas

El 1 de julio de 2016 entrarán en vigencia las nuevas Tablas de Mortalidad para el cálculo tanto de las pensiones de los (as) afiliados (as) al sistema de capitalización individual, como de las reservas técnicas de las compañías de seguros de vida y del aporte adicional del seguro de invalidez y sobrevivencia. Esta publicación se realiza en cumplimiento del DL 3.500 y el DFL 251.

Las Superintendencias de Pensiones (SP) y de Valores y Seguros (SVS) emitieron hoy, a través de normativa conjunta, las nuevas Tablas de Mortalidad de hombres y mujeres para el cálculo de las pensiones por retiro programado, de los aportes adicionales para pensiones de invalidez y sobrevivencia, y de las reservas técnicas que deben constituir las compañías de seguros que ofrecen rentas vitalicias y que participan del seguro de invalidez y sobrevivencia. Esta publicación se realiza en cumplimiento del DL 3.500 (Ley que crea el sistema de pensiones) y el DFL 251 (Ley de Seguros).

La elaboración de las nuevas tablas contó con la asesoría técnica especializada de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y, como parte del proceso, también se realizaron consultas al Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y al Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE). (Fuente: Superintendencia de Pensiones)

 

Estaría conforme con estas tablas si hubieran sido revisadas por instituciones de prestigio en Francia, Inglaterra, Alemania o EEUU, pero no por una ONG del Caribe.

 

Cualquier opinión hágasela saber a este asesor previsional.

 

Muchas gracias.

 

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  993402000  y  224945500   Skype: joropo_1

Críticas a las AFP: el sistema previsional cumple

El mejor aval del modelo de las AFP son sus resultados, los cuales deben ser calculados correctamente y usando datos comprobables.

EL SISTEMA previsional chileno, el mismo que muchos países del mundo adoptan o han adoptado para enfrentar la crisis de sus respectivos modelos de reparto, aparece hoy en el medio de la discusión electoral. Más de 30 años de operación desde su creación en 1981, una rentabilidad promedio anual sobre el 8% y ningún peso desviado hacia otros fines, han sido argumentos insuficientes para convencer a algunos dirigentes políticos de las bondades del sistema de capitalización individual.

Por el contrario, abundan los juicios sin mayor fundamento y han surgido algunas propuestas de reforma que incluso atentan contra la lógica de un modelo que premia el ahorro y responsabilidad de cada trabajador en relación con su futuro previsional. Si en el gobierno anterior se fortaleció el pilar solidario del sistema y se le confiaron los recursos de un millón de trabajadores independientes, en la actualidad se plantean modificaciones que poco aportan al objetivo de afrontar los desafíos propios de una sociedad que evoluciona, o se discuten dañinas limitaciones a las inversiones de las AFP. El sistema tiene tareas por resolver, derivadas de la mayor expectativa de vida de las personas y la inestabilidad laboral, por mencionar algunas dificultades, pero las soluciones están sobre la mesa y son producto de los análisis de expertos y hasta de una comisión ad hoc convocada en la administración pasada.

Las propuestas resultan evidentes: elevar la edad mínima de jubilación (en especial en el caso de las mujeres, que hoy pueden retirarse a los 60 años, cuando su esperanza de vida al nacer supera los 80), incentivar mayores niveles de ahorro y evitar las lagunas en las cotizaciones previsionales de los trabajadores. Sin embargo, buena parte de la discusión política avanza por derroteros distintos: crear una AFP estatal, incorporar un aporte solidario y privilegiar inversiones bajo criterios distintos a la expectativa de retorno. Evidentemente, ninguna de las reformas mencionadas se traduce en mayores pensiones, el principal objetivo que debieran perseguir estas iniciativas.

Los promotores de estas propuestas las sustentan en antecedentes equívocos o insuficientes, contribuyendo a la desinformación y a la percepción de que el sistema ha incumplido su aparente promesa de otorgar una pensión individual equivalente, a lo menos, al 70% del sueldo que recibía la persona antes de jubilarse. Es evidente que un modelo que se sustenta en el ahorro individual no puede comprometer ni asegurar niveles de pensión. Sin embargo, contrario a los juicios generalmente emitidos por sectores críticos al sistema, un reciente estudio encargado por la Asociación de AFP calcula la tasa de reemplazo en 87% para los hombres y 58% para las mujeres.

El cálculo limpió algunas situaciones que distorsionan las cifras hasta ahora conocidas, como las mujeres que se pensionaron sólo por el bono por hijo, lo cual resulta indispensable al momento de considerar eventuales reformas al sistema sobre las base de la actual situación. Porque, a fin de cuentas, el mensaje es simple: toda propuesta de cambio debe estar sustentada en datos comprobables. Si se cumple ese requisito, entonces la sustentabilidad del sistema de capitalización individual está más que garantizada. Fuente: La Tercera